¡Las cortinas de baño SI se lavan en la lavadora!

A menudo nos vienen clientes a comprar una cortina de baño nueva porque la anterior se les ha “puesto fea” y no hay manera de recuperarla. La queja principal suele ser que se han hecho manchas de moho en la parte inferior, justo donde la cortina arrastra y toca el fondo del plato de ducha o entra en contacto con el lateral de la bañera.

En general pensamos que se hace moho porque la cortina está húmeda pero eso no es del todo cierto. El moho crece en ambientes húmedos pero se alimenta de materia orgánica. Esta materia orgánica la consigue de dos fuentes: una, de los jabones que utilizamos para lavarnos y dos (la parte un poco más peliaguda) de los restos que dejamos en las superficies de la bañera/ducha.

¿Esto qué quiere decir? Pues que, si queremos retrasar e incluso eliminar la aparición del temido moho, lo que tenemos que hacer es lavar la cortina. Si, así de sencillo. Aclararla después de usarla es una manera de mantenerla pero cada x tiempo hay que lavarla en lavadora.

Las cortinas téxtiles (algodón, lino, poliester…) aceptan bien el lavado en lavadora (máx 30º-40º). Incluso algunas toleran un chorrito de lejía que asegurará su desinfección.

Las de plástico (EVA, PEVA, PVC, Vinilo) son algo más delicadas. Para éstas últimas lo ideal es hacer ciclos cortos en agua fría con un poquito de detergente y un chorrito de vinagre, que eliminará las manchas de cal.

Instrucciones de cuidado de las cortinas de Spirella

En todos los casos recomendamos NO centrifugar, y extenderlas al aire libre (o en el tendedero de casa) hasta que se sequen del todo para airearlas al máximo. Las téxtiles pueden tenderse al sol, eso las desinfectará de forma natural. Las de plástico, mejor a la sombra.

Ah! Las cortinas de plástico con dibujitos NO deben lavarse en lavadora pues corremos el riesgo de que éstos se estropeen y hasta desaparezcan. Estas cortinas deben limpiarse con un paño humedecido en agua y vinagre mientras están colgadas, aclararlas y dejarlas extendidas.

Y claro está siempre, siempre, siempre, dejarlas extendidas después de su uso, sino, estamos dándole vía libre a Mr. Moho para que haga con nuestra cortina lo que quiera…

¡Ah! Otra pauta muy aconsejable es, el día que instalemos la barra de la cortina, hacerlo a 15-20 cms del techo para que ventile adecuadamente.

Y ¡ya está! Os hemos desvelado todos los secretos para alargar considerablemente la cortina de vuestro baño :)

En un post posterior os explicaremos cómo recomiendan los fabricantes de cortinas (tratar de) eliminar las manchas de moho… ¡estad atentos!

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario